lunes, 15 de abril de 2019

La historia ordenada

Quiero contarte con cariño,
que hace tiempo no te ansiaba.
Había logrado equilibrarme
en la cuerda floja,
y vivía bien.

Llegó una noche de julio,
y apareció él para quedarse.
Fue rompiendo mis esquemas
a golpe de cariño.
Cambiando las prioridades,
con paciencia y despacito.
Derribando mis miedos
con el presente estallando
en cada beso.
Ganando tanto terreno en tan poco,
que apenas quedó hueco.

Así fue creciendo
un amor para mí desconocido,
que sobrepasaba toda razón
y se entregaba, a cada rato,
sin llevar cuentas de nada.

Un amor de dos,
de elegirse cada día,
de mirarse con ternura,
de cogerse de la mano,
de desinhibirse si se roza,
de sentirse en casa,
a salvo en el abrazo.

Con todo esto a fuego lento,
llegaron las ganas de ti,
de buscarte,
de ir más allá de lo propio
de querer amarte
y cuidarte siempre.

Has llegado en tu momento,
el mejor para
cambiarnos la vida.
Y ya te estoy imaginando,
en medio de nosotros,
entrelazando aún más
todo esto tan bonito
que tenemos.






martes, 26 de marzo de 2019

Lo que yo tengo

Tengo en mi vientre
el hormigueo más bello,
la esperanza más tierna,
la caricia más sincera.

Tengo en la boca todo
el deseo de besarte
y en mis brazos,
el anhelo de abrazarte.

Tengo en la tripa
las ganas de la vida,
el latido que resuena,
la pausa y la prisa, unidas.

Tengo todo del revés,
la cabeza abarrotada,
los sentidos muy alerta
tu presencia en mis entrañas.

Revuélveme entera,
cámbianos las prioridades,
muévete a tus anchas,
resuélvenos las dudas,
entra de lleno en la plaza,
reviéntanos los miedos
cerrándonos los peros,
que solo vengan besos.

Y sigue,
sigue agarrándote fuerte,
que ahora que me lo creo,
ya te quiero.

martes, 12 de marzo de 2019

No me canso

No me canso de mirarte,
de acariciar cada forma de tu rostro
ni de las rutinas en los días.
No me canso de las tardes,
ni de los despertares.
No me canso y quiero más.

Quiero más cuando tumbados
llega un hasta mañana.
Quiero más de tus labios
que saben bien volverme loca.
Quiero más de cada día,
de tu mano en mi pecho
y en mi vientre
y quiero más de tus ojos,
que son maestros de ternura.

Quiero más y a veces freno
que ya me sabes de sobra
y no pararía de abrazarte,
de abrir horizontes contigo
de darle a la luna motivos
para cedernos más tiempo
con este amor que
sale a borbotones
por cada poro de mi piel.

jueves, 28 de febrero de 2019

A los anticipadores de borrascas

Cerrad más la boca,
abrid el corazón.
Todo aquello que creáis
que es interesante decir
guardároslo.

Me refiero por supuesto
a aquello que es negro,
que aterriza para restar alegría,
que anticipa lo que aún
no ha llegado
y es malo.

A todo aquello
que con boca pequeña
se escapa, entre dientes.
Nubes que siempre tapan soles.
Esos consejos
disfrazados de avisos
de que siempre
se puede ir a peor.

Dejad a las personas
disfrutar de lo dulce.
Que si ha de llegar,
ya llegará lo amargo.
No necesitan
anticipos
disfrazados de
espanta-ilusiones.

Esto que escribo
lo quiero aplicar
para ser consciente de
si lo que voy a expresar,
difumina algo el brillo
de quien tengo delante
y, entonces, mejor
no lo digo.

Por favor, os lo pido,
haced lo mismo
conmigo.

viernes, 25 de enero de 2019

Palabras de amor para mí

Acepto la invitación
que me hace una amiga
a pensar y reflexionar
sobre mí, pero
con una excepción:
en esta ocasión
solo se admiten palabras
bonitas, llenas de vida
y de autoamor.
Además, me añade:
¡compártelo y libérate!

¡Qué gran reto cuando
lo más común es lo contrario!

Así que allá voy:

Amo de mí mi sonrisa
y los hoyuelos que salen
en mis mejillas.
Amo cuando salen sin forzarse.

Mis ojos oscuros y su forma
de pararse a ver fondos,
más allá de lo simple.

Amo mi capacidad de luchar
por aquello que me importa
y quiero.
Mi constancia,
que, aunque tarde,
me hace ir pasito a pasito,
intentando llegar.

Amo la confianza que
he ido ganando en mí misma,
que aunque a veces tiemble,
puede mantenerse fuerte.

Mi sensibilidad, buena compañera,
que me ayuda a encontrar
siempre lo importante.

Mis piernas que me llevan
de un lado a otro.
Mis manos largas que acarician
y abrazan.

Amo mi valentía
para enfrentarme a retos.
Aunque luego no brillen
como esperaba,
yo hice todo lo que pude.

Y ahora sigo pensando
que al final en la vida,
tú estás contigo,
y todo es más fácil
si te alías y te haces tu amigo.

Si me lees y te remueve,
ahora te invito yo
a que te escribas
y digas bien alto
todo lo bonito
que tienes.


Pd: Edurne, @comidareal, ¡Gracias por este regalo!

lunes, 21 de enero de 2019

Así de sencillo

Quiero ser tu refugio.
En mi pecho, tu calma.
A salvo, conmigo.
Mis manos, abiertas para ti.

Quiero ser tu confidente,
oídos con los que escuchar
y comprender tus nubarrones,
tus desvelos y los miedos.

Quiero ser quien te ayude
a mitigar la pena,
a soltar tus lastres
y a respirar profundo.

Quiero agarrarte fuerte
vivir la vida a tu vera,
deshacer la cama contigo,
ver alegría en tus ojos.

Aligerar tus pesos
si me dejas ayudarte
a sostenerlos.

Que temo las dudas
y los lamentos.
Lo que quiero es ser contigo
y que tú seas conmigo.

Y quisiera saber
por qué al escribirlo
es todo tan sencillo,
y cómo tan fácilmente
lo podemos complicar.

Si mirarse es sencillo
y tocarse el corazón
nos mantiene a flote.